Connect with us

Noticias de Cuba

Reportaje de televisión cubana presenta a Marianao como un paraíso: “Está rico, hay pollo y no se va la luz”

Vecinos de Marianao opinan en la televisión cubana sobre la situación en su municipio Foto © Captura de video / Canal Habana Un reportaje de la televisión cubana emitido el jueves entrevistó a vecinos de Marianao y presentó una imagen idílica del municipio habanero en la que reina la felicidad, no hay apagones, siempre hay

Published

on

Vecinos de Marianao opinan en la televisión cubana sobre la situación en su municipio Foto © Captura de video / Canal Habana Un reportaje de la televisión cubana emitido el jueves entrevistó a vecinos de Marianao y presentó una imagen idílica del municipio habanero en la que reina la felicidad, no hay apagones, siempre hay agua corriente y abunda la comida.

“Marianao está rico. Hay de todo, comida… Hay agua, hay corriente. Hay de todo”, dijo una de las entrevistadas por el programa Libre Acceso del Canal Habana, que paseó la cámara por una de sus avenidas y recogió los testimonios de vecinos que alabaron la situación en el municipio.

El programa, que “salió en busca de la opinión del pueblo”, encontró a ocho de ellos que resumieron -según el reportaje- lo que piensan los marianenses de su municipio. Ninguno de ellos señaló un problema o hizo una crítica, y sus descripciones de la situación local adquirieron un tinte surrealista.

“Me gusta todo, me encanta, Marianao es una ciudad próspera, una ciudad que va pa’arriba”, comentó un vecino del barrio El Palmar que confirmó la pregunta de la periodista sobre el “montón de obras sociales” que se estaban llevando a cabo en el municipio.

“¿Se nota el progreso en Marianao, ¿verdad?”, preguntó la reportera. “Sí, es verdad, en el barrio mío las están haciendo. Ahí los camiones están recogiendo basura, están haciendo de todo…”, contestó el vecino.

Sin embargo, fue el testimonio de una pareja que circulaba en una moto el que alcanzó mayores cotas de irrealidad. “No se nos va la luz, tenemos agua las 24 horas… El pollo, nos dan cantidad, cantidad… Todos los días tenemos pollo. No tenemos colas, no hacemos colas”, llegaron a decir los entrevistados.

La magnitud de la edulcoración en ambos entrevistados llegó a puntos en los que más parecía que hablaban con ironía. Ni ellos ni la periodista parecían hablar en serio al describir una imagen de Marianao como un “paraíso” en el que no se padecen ninguno de los males que azotan diariamente a los cubanos.

Ni apagones, ni escasez de comida, pleno abastecimiento de agua y pollo todos los días en la comida sin tener que hacer cola. “La pintura, nos están pintando todo”, recordó la mujer antes de salir en su moto por una avenida con antiguas casas en ruinas, ahora con una mano de pintura en sus fachadas.

“Se ha trabajado muy unido y yo pienso que podemos seguir así. Y felices por haber ganado la sede del 26”, indicó una vecina que celebró el trabajo de las autoridades locales como si ella fuera una de ellas.

“Hay bastantes cosas que no se veían, pero ya ahora se está mirando todo lo que se estaba haciendo por manos del Estado. Y el Estado nos está dando bastante poder y bastante ayuda”, consideró otro.

Para otro residente en el municipio, “realmente hay un avance que es bastante grande”. Según su opinión, “no existía el desarrollo que existe ahora”.

Con una población de 135,708 habitantes (según el censo de 2017), Marianao es uno de los municipios habaneros donde se concentran grandes “bolsas de pobreza urbana”. Su lema, “Marianao, ciudad que progresa” parece haber inspirado los testimonios de los entrevistados por Canal Habana.

En cualquier caso, la realidad desmiente la imagen presentada por el medio oficialista. En junio pasado, los asentamientos de Indalla y La Escalera, dos caseríos del barrio Los Pocitos, sufrieron severos daños por las lluvias caídas en la capital cubana que provocaron crecidas de ríos y arroyos, y las lluvias filtraron los techos de las viviendas.

Meses antes, en noviembre de 2021 el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel visitó el consejo popular Pocito Palmar, donde las autoridades acometían obras para aliviar la extrema pobreza de sus vecinos, como parte de la urgente campaña populista desatada tras las históricas protestas del 11J en Cuba.

Con el país sumido en una crisis sistémica que agudiza la pobreza y la desigualdad de los cubanos, con escasez de alimentos y combustible reconocidas por las autoridades, colas, altos precios, doble moneda, salarios insuficientes y otros males que padece la población cubana, la propaganda de los medios de comunicación oficialistas se dispone a lavar la imagen del régimen cubano.

Bajo control monopólico del Estado y el Partido Comunista de Cuba, la prensa oficialista pretende contrarrestar el estado mayoritario de opinión de los cubanos que sufren la situación económica y social del país, responsabilidad exclusiva del régimen por mucho que invoquen la “asfixia económica” o “bloqueo”. Un régimen que, encima, niega el derecho a la libre expresión a los ciudadanos y los reprime con violencia totalitaria cuando protestan por su situación.

Click to comment