Primer secretario del Partido en Camagüey se habría contagiado de coronavirus en una “comelata”

Ariel Santana Santiesteban Foto © Ariel Santana Santiesteban/ Twitter El primer secretario del Partido Comunista de Cuba en la provincia de Camagüey se contagió de coronavirus tras participar en una actividad oficial que terminó en una gran comelata.

Ariel Santana Santiesteban, máxima autoridad en el territorio agramontino, estuvo la semana pasada en una actividad festiva junto a otros altos funcionarios, algunos de los cuales también se infectaron.

La información la reveló una fuente del hospital militar provincial al portal independiente La Hora de Cuba.

Según detalló en un video el periodista Henry Constantín, Santana Santiesteban necesitó atención médica, aunque al parecer está evolucionando bien.

Algunos de sus acompañantes ese día no tuvieron la misma suerte, como los primeros secretarios del Partido en los municipios Sibanicú y Santa Cruz del Sur, quienes se contagiaron y llegaron a estar graves.

“Ellos mucho más graves, en estos momentos no sabemos su estado real pero estuvieron en terapia intensiva por obesidad y otros problemas asociados, pueden imaginarse, en el hospital militar de Camagüey. No así Santana, Santana no estuvo ingresado”, subrayó el reportero.

Constantín recordó la responsabilidad de estos dirigentes, especialmente del primer secretario del Partido, al frente del grupo que combate la pandemia en el territorio.

“Lo contrajo (el virus) en una actividad en la que evidentemente ellos todos rompieron las normas que ellos mismos imponen, exigen y pregonan a los demás cubanos, a los cubanos que no tienen poder”, recalcó.

El periodista reclamó una medida punitiva para Santana, en el cargo desde 2012, y para sus acólitos, por la irresponsabilidad que supone el haber contraído el coronavirus en una actividad pública, organizada por ellos mismos y financiada por el Estado.

“Deberían por completo salir de sus cargos estas personas”, abogó.

Precisamente en agosto pasado, Santana Santiesteban anunció el cierre de las tiendas MLC en Camagüey por el alza de contagios en el territorio, y llamó a las autoridades a ser más “severas” ante el cumplimiento de las medidas sanitarias.

Constantín también se refirió a la inmensa cantidad de multas impuestas a personas por no usar mascarillas o por hacer alguna reunión en sus casas, sanciones que han supuesto la entrada de miles y miles de pesos a las arcas del régimen.

“Después de que han sido tantos activistas y cubanos normales amenazados -sobre todo después del 11 de julio-, por propagación de epidemias, solo por participar en un acto cívico público, creo que estas personas deberían tener algún tipo de sanción. Estas personas que aplican la ley, que dicen tratar de contener el COVID-19 en Cuba, incurriendo en semejantes violaciones ellos mismos en sus actividades, roza lo vergonzoso”, recalcó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *