Noticias de Cuba

Padre José Conrado: Enterrar la radicalidad y apostar por Cuba en un abrazo

Padre José Conrado Rodríguez Alegre, párroco de Trinidad Foto © Telemundo 51 El Padre José Conrado Rodríguez Alegre -párroco de Trinidad de visita en España- ofició una misa por la Caridad del Cobre en Valencia, donde pidió enterrar la radicalidad y apostar por Cuba en un abrazo.

Rodríguez Alegre ofició la homilía por la patrona de Cuba en la parroquia valenciana de San Miguel de Soternes (Mislata), donde el también sacerdote cubano, Olbier Hernández, actúo de anfitrión, ante numerosos feligreses valencianos y emigrados.

Ofrendas cubanas en la parroquia de Mislata, Valencia / Foto: Elías AmorEl Padre Olbier, como lo llaman sus feligreses, ha acogido en su iglesia una iniciativa humanitaria de las activistas Salomé García Bacallao y Amalia Barrera, que han enviado cuantiosa y valiosa carga de medicinas, alimentos básicos e insumos hospitalarios a Cuba.

Padre José Conrado, con barba / Foto: Elías AmorEl párroco de Trinidad, conocido por sendas cartas a Fidel y Raúl Castro en momentos de crisis en Cuba, cumplió con los ritos sacramentales, pero evitó una misa cargada de doctrina y -para apoyar su tesis de Cuba en un abrazo- contó la historia de una familia cubana dividida entre nación y emigración, como tantas.

Toda la familia, menos un hijo, emigró a Estados Unidos y durante más de veinte años no tuvieron contacto; cuando el gobierno cubano autorizó las visitas de emigrados cubanos, los padres decidieron visitar Cuba, sabiendo que tendría complicado reencontrarse con su hijo porque era funcionario y militante del gobernante partido comunista.

Como parte de la visita, la pareja decidió visitar el templo de El Cobre, en Santiago de Cuba, ignorando que su hijo extraviado por tantos años, estaba allí porque investigaba temas religiosos y sociales por encargo de la organización comunista y, estando los tres frente a la virgen de la Caridad, aunque separados, algo hizo volver las caras y descubrirse mutuamente a solos unos metros; fundiéndose en un abrazo prolongado entre padres e hijo.

En ese instante del relato, las lágrimas afloraron en los rostros de varios de los cubanos que este miércoles llenaron la parroquia valenciana de San Miguel de Soternes para rendir tributo a su patrona católica.

Pero Rodríguez Alegre no se quedó en la emoción y reconoció errores de la Iglesia católica cubana que vaciaron los templos, en los años 60 y 70, por no haber desempeñado un papel más activo en la defensa de la fe y los feligreses; una circunstancia parecida a las actuales, con sacerdotes valientes como el propio José Conrado y una cúpula dubitativa y tacticista.

El párroco de Trinidad regresará en los próximos días a su iglesia, cargado de ayuda humanitaria y donde ha realizado una notable labor pastoral, manteniéndose al lado de los cubanos que sufren y construyendo iglesias de madera en sitios intrincados de la geografía espirituana.

admin
the authoradmin

Leave a Reply