Connect with us

Noticias de Cuba

La estampida de peloteros cubanos en México: A por un futuro mejor

Los 12 jóvenes peloteros cubanos que abandonaron el equipo Cuba Sub-23 Foto © Collage Radio Guamá, beisbolcubano.cu, Radio Sancti Spiritus, Ecured Década de los 80: comenzaba esta periodista en su verdadero bregar por estadios de béisbol de toda la nación. Si bien con anterioridad estuve inmersa en la pelota, ya fuera de estudiante, ya fuera…

Published

on

Los 12 jóvenes peloteros cubanos que abandonaron el equipo Cuba Sub-23 Foto © Collage Radio Guamá, beisbolcubano.cu, Radio Sancti Spiritus, Ecured Década de los 80: comenzaba esta periodista en su verdadero bregar por estadios de béisbol de toda la nación. Si bien con anterioridad estuve inmersa en la pelota, ya fuera de estudiante, ya fuera en la radio, ya fuera, incluso, como jugadora, pues mucho que jugué… ¡Los 80 marcaron mi inicio, diríamos oficial, en la cobertura del béisbol!

No fue fácil, pero lo fui logrando poco a poco. De aquellos tiempos recuerdo al sin par Alberto Montenegro, el querido Monte y su característica pregunta: “¿Sobre qué lanzamiento basaste tu pitcheo?”. Tras la cual todos en el Noticiero Nacional Deportivo le hacíamos el coro.

Recuerdo a Yiki Quintana y su sección “Desde el montículo”, precedente de mi “Out en home”, 25 años en pantalla hasta mi retiro. Recuerdo, por supuesto, a esa emblemática pareja integrada por Eddy Martin y Héctor Rodríguez, y después a Modesto Agüero y Rodolfo García.

Y, recuerdo al entrañable cámara, Ángel Melis, por tantos y tantos años mi partner en los avatares beisboleros aunque otros como el Loquillo, Amadito y los chicos de los telecentros provinciales, cabalgaron conmigo en busca de outs, hits o pifias, amén de más de una u otra bronca.

Compañeros de lucha periodística que me ayudaron a realizar documentales y reportajes del pasatiempo nacional, que durante casi 40 años llevé a la pequeña pantalla. Todo esto en muchas ocasiones, dentro o fuera de la capital, cargando con mis tres mosqueteros, mis hijos, los “lolos azules”, como los bautizaron en la emisora COCO, lo que debe ser mi tarjeta de presentación a la hora de valorar mi amor sin límites por la pelota cubana.

Es por ello que nadie dudaría que cada derrota de nuestro béisbol la siento en el alma; nadie puede dudar que cada pelotero cubano que abandone una delegación o, sencillamente, emigre sea cual sea la vía, me produce una gran tristeza por lo que representa para el equipo CUBA.

En mis tiempos, el honor de vestir la franela de las cuatro letras, escuchar el himno nacional, enarbolar el pabellón patrio… era el máximo premio, era el objetivo que se perseguía desde que los niños daban los primeros pasos en terrenos de barrio.

Sin embargo, todo fue cambiando; no de un día para otro, había límites. Creo que hasta el 2009 hubo ciertos límites. No había estampidas, eran casos aislados, aunque cada vez más frecuentes. Ahora, la meta de muchos (no digo de todos) es, sencillamente, llegar a la MLB, o en el peor de los casos, hacerlo en ligas profesionales de otros países.

Se especula que abandonan Cuba porque en las Grandes Ligas se miden con la calidad suprema del mundo, ya que allí concurre la flor y nata de países cuyo deporte nacional es el béisbol, y también figuras aisladas de otros lugares que, como República Checa, España o Suecia no tienen tradición alguna y han estado representados.

Creo que sí, que es muy cierto, pero lo fundamental ahora es el aspecto económico. ¿Quién lo duda?

Indiscutiblemente, el fallido acuerdo entre la Federación Cubana de Béisbol y la MLB ha provocado huidas masivas, pero, ¿quién iba a creer que la Federación Cubana era una ONG? Al no concretarse dicho acuerdo siguen siendo los cubanos los únicos que no pueden llegar a la Gran Carpa si no se quedan. Muy lamentable.

He tenido la oportunidad de entrevistar para Cibercuba a peloteros que juegan dentro y fuera de la MLB o sea, desde millonarios hasta los que ganan miles y, créanme, el más modesto vive 100 veces mejor que los que permanecen en Cuba.

Es imposible competir contra eso. La situación en nuestro país es tensa, entre el COVID, los exorbitantes precios por todo, el desorden del “ordenamiento”, el bloqueo interno que muchas veces es peor que el externo, el descaro de muchos, la corrupción, la desidia…

¿Qué les pasa por la cabeza a esos muchachos que ven a sus abuelos, que tanto hicieron, estar multiplicados por cero, olvidados, con jubilaciones míseras que apenas cubren la canasta básica?

Esos peloteros no quieren diplomas y gladiolos. Quieren, como mínimo, tener con qué entrar en una tienda MLC.

No estoy llamando a la deserción ¡jamás! Para mí, a mis 67 años, la Patria es Patria, pero no sé lo que pensaría si tuviera 20.

Es probable que me llevara la Patria en el alma dondequiera que fuera, como harán estos 12 jóvenes o como ha hecho la mayoría de los que nos enorgullecen con su desempeño fuera de Cuba, no solo peloteros, porque a diez de última, todos son cubanos, les guste o no a los que piensen lo contrario.

La Patria no es símbolo de quien gobierna, no es de este sistema o aquel, no es propiedad de nadie. Es, como dice el Apóstol “ara no pedestal”; es símbolo de cubanía, del respeto a nuestros próceres, de amar la palma, la mariposa, el tocororo.

Basta solo ver a ese Yulieski Gourriel quien, tras dar su vida aquí, con 15 Series Nacionales al hombro, en lucha por ser el campeón de bateo de la MLB, levantó su bandera, la de la estrella solitaria, cuando los Astros de Houston ganaron la Serie Mundial 2017.

Cuba y su béisbol han perdido 12 talentos. Cuando supe que se alistaba un equipo para ir al Mundial sub-23 en México pensé que regresaba Eriel Sánchez con unos pocos, veo que no me equivoqué.

Ahí no valen análisis ni valoraciones previas, ni ponerse a promulgar discursos vacíos que dan risa o peor… ¡pena! Esto no es un problema político; esto es cada vez más ¡una necesidad! Esta generación no es la de los 60, 70, 80, 90 y hasta los 2000.

Estos chicos van más allá y no se pueden criticar, no se pueden tildar de traidores porque, de hecho, aquí en Cuba hay quienes han invertido, ayudan a familiares, vecinos. Todos aman su país, su gente, su pueblo.

Sencillamente quieren ser personas, vivir como personas, sentirse personas. Lo único que yo pudiera criticarles es que algunos no esperaron a que concluyera el certamen, pues han dejado muy mal parados a sus compañeros que, por demás, merecen todo mi respeto y admiración porque con un mínimo de jugadores lograron el cuarto puesto.

Por lo demás, les deseo éxitos a todos, a los que se fueron y los que regresan; y un consejo: no olviden nunca a esos entrenadores que los desarrollaron en la base y cuyas enseñanzas contribuirán a hacerlos llegar a donde quieran.

Sinopsis de los 12 talentos que buscan un mejor futuroLoidel Chapellí Jr: 20 años. Bateador zurdo de Camagüey, con muy buena zona de contacto, del centro y mano opuesta. Superó en la pasada Serie Nacional los .900 puntos en el OPS ofensivo, 317 ave, 20 dobles, 7 jonrones, 80 hits, 51 anotadas.

Brayan Chi: 22 años. Lanzador capitalino de grandes expectativas, con buena mecánica y brazo saludable, alcanza las 90 mph y un slider, efectivo en SNB. En 52 entradas en la pasada campaña para Industriales reportó una efectividad de 2.94 pcl y 35 ponches, le batearon para .237.

Yandy Yanes: 23 años. Antesalista camagüeyano con buen desplazamiento, brazo y swing de contacto. En la pasada SNB promedió para .295, con 64 hits, 42 carreras anotadas y 31 impulsadas. Conectó 10 dobles y logró 31 boletos.

Reinaldo Lazaga: 24 años. Jardinero pinareño, promedió 302 en solo 111 comparecencias al plato pues no comenzó como regular. Excelente brazo y muy buena ubicación en los jardines, además de rápido sobre las bases.

Miguel Antonio González: 22 años. Excelente prospecto de Granma que ha representado a Cuba en categorías inferiores; buen pivoteo y desplazamiento en el campocorto y la segunda base. Mostró habilidad en su swing corto y logró batear para .318 en la serie 60; en 127 comparecencias al home registró un alto OBP de .418 destacando su buena selección de envíos. Solo cometió 2 errores y fildeó para .984 en 127 lances.

Dariel Fernández:  21 años. Gran prospecto zurdo del pitcheo pinareño. Con su corta edad inició 9 juegos finalizando la pasada temporada con 4-3, lanzando en 53 entradas con 31 ponches, además solo permitió 11 carreras limpias para un excelente promedio de 1.87. Con buen control, tiene una recta promedio de 87 mph, con una buena curva y cambio de velocidad.

Yeniel Alberto Zayas: 23 años. Otro gran prospecto del pitcheo, este de la Isla de la Juventud. Zurdo con excelente curva y una recta promedio de 88 mph. Relevó 21 juegos, en 25 entradas solo le batearon para .222, con 16 ponches y una efectividad de 4.32. Participante internacional en categorías inferiores.

Loidel Rodríguez: 23 años. Receptor espirituano, excelente brazo y mecánica para recibir. Pese a solo promediar para .239, mostró un OBP de .391 excelente en base. Fildeó para 1000 en 155 lances y un total de 224 entradas a la defensa y solo cometió un pass ball. 

Diasmany Palacios: 24 años. Otro espirituano, bateador zurdo con zona definida y poder al bate. Bateó para .286 en la pasada campaña con 14 dobles, remolcó 31 carreras en menos de 200 comparecencias, muy oportuno con hombres en posición anotadora, pues logró traer 4 veces el empate o ventaja y 29 fletadas. Puede jugar los 3 jardines y la primera base.

Ubert Mejías: 20 años. Lanzador santiaguero de grandes expectativas. Integró el CUBA en categorías infanto-juveniles. Su recta llega a las 90 mph, buen slider y mejor curva. En la serie 60 tuvo acción en 18 juegos lanzados, de ellos 14 relevados, propinando 18 ponches.

Luis Dany Morales: 19 años. Prospecto principal del pitcheo espirituano, poseedor de una recta registrada en 93 mph y una buena slider. Lanzó en 11 juegos, de ellos 9 iniciados con récord de 3-3, ponchando a 58 bateadores en 42 entradas de actuación. Debe mejorar su control, pero sobra talento, pues con sus lanzamientos rápidos solo le conectaron 2 jonrones ante 203 bateadores enfrentados. Ha representado a Cuba en otros eventos juveniles.

Geisel Cepeda: 23 años. Jardinero de Sancti Spíritus. Estuvo en la lista de 34 prospectos entregada por Cuba a las Mayores en 2019, antes de que se cayera el pacto. Venía de tener dos buenas Series Nacionales y debía incorporarse en una semana con los Cañeros de los Mochis, en la Liga del Pacífico de Béisbol.  

(Recopilación: Yasser Vázquez)

Click to comment