Noticias de Cuba

Enfermera de Miami se declara culpable de amenazar de muerte a vicepresidenta Kamala Harris

Kamala Harris/hospital Jackson Memorial de Miami Foto © Kamala Harris/ Twitter y Wikipedia La enfermera Niaviane Petit Phelps se declaró culpable de amenazar de muerte a la vicepresidenta de los Estados Unidos Kamala Harris.

Phelps, de 39 años, del condado de Miami-Dade,  admitió su culpabilidad en el tribunal de distrito federal del distrito sur de Florida, donde ahora tiene una acusación formal por sus amenazas de muerte contra la vicepresidenta Harris, según comunicado del propio tribunal.

En la audiencia la enfermera admitió que en febrero último envió a su esposo en prisión varios videos de 30 segundos en los que ella amenazaba con matar a la vicepresidenta.

En las imágenes Phelps aparece amenazando y diciendo que había aceptado 53 mil dólares para llevar a cabo el “golpe” contra la vicepresidente Harris, además de explicar abiertamente que llevaría a cabo ese asesinato en 50 días.

Varios de los videos fueron hechos por ella misma, aunque algunos fueron realizados por sus hijos.

También la enfermera envío a su esposo una fotografía suya apuntando un arma de fuego hacia una hoja de objetivo en un campo de tiro.

Igual le pudieron comprobar que había solicitado un permiso para portar armas, además de admitir a los agentes de la ley, que si no hubieran ido a su casa, ella “no sabe” lo que hubiera hecho.

La sentencia de Phelps está programada para el 19 de noviembre de 2021, a las dos de la tarde, según el citado comunicado, y será ante el juez de distrito de los Estados Unidos José E. Martínez, quien podría pedir hasta una sentencia máxima de cinco años de prisión.

Heroeia Prett, madre de la enfermera, dijo en defensa de su hija a la cadena Telemundo que ella padece una fuerte depresión por la situación de su esposo, en prisión desde hace 10 años, y también por haber perdido su casa.

“Ella es inocente, no sabía lo que decía. Por favor, no la castiguen, ella solo estaba escuchando lo que otras personas le decían”, dijo en esa ocasión.

Por estas amenazas de muerte contra la vicepresidenta de Estados Unidos, también Phelp fue suspendida sin derecho a salario del hospital Jackson Memorial de Miami, donde trabajó durante dos décadas, mientras se procesaba su despido oficial del centro.

 El hospital Jackson Memorial de Miami, donde Phelps trabajó durante dos décadas, envió un comunicado anunciando que la habían suspendido sin derecho a salario mientras se procesaba su despido oficial del centro.

Tras ser recluida en una cárcel federal, aseguró a los agentes que cuando hizo esos videos estaba molesta por la elección de Kamala Harris a la vicepresidencia del país, pero que ya no lo estaba.

No obstante, al declararse culpable ahora está muy cerca de cumplir cinco años de prisión por sus amenazas.

admin
the authoradmin

Leave a Reply