Cubanos responden indignados a la Unión Eléctrica por constantes apagones: “Esto no es vida”

Apagones en Cuba Foto © Twitter / Daguito Valdés Los cubanos han respondido con indignación a una publicación de la Unión Eléctrica en la que informa las causas de los constantes apagones que sufren prácticamente todos los días, en medio de una crisis energética agravada por la obsolescencia y la falta de mantenimiento de las termoeléctricas del país.

La entidad compartió un texto en su muro de Facebook en el que detalla las afectaciones que ocurrieron el martes en el servicio eléctrico por el déficit de generación y averías en las unidades de producción.

“Ustedes se toman más tiempo en redactar sus notas informativas que en arreglar y pensar en un plan de inversión para las termoeléctricas”, cuestionó un habanero.

“¿Es que toda la vida habrá problemas? Eso no es un modo de vida. Con el precio de electricidad se debería prestar servicio de calidad. Ayer a la misma hora nos interrumpieron el servicio, ídem al día anterior. Llueve sobre mojado porque ni siquiera rotan, unos somos castigados mientras en otros sitios se derrocha”, denunció una anciana.

A mediados de agosto el gobernante Miguel Díaz-Canel ordenó a las autoridades del sector informar a la población en qué momento se producirían los apagones, en una intervención en que volvió a pedir a la ciudadanía “un esfuerzo” para ahorrar electricidad, y apeló nuevamente a la “conciencia” y la “compresión” de los usuarios.

Desde entonces la Unión Eléctrica publica diariamente una nota en la que enumera los problemas en el servicio, por motivos que pueden ir desde las roturas en las plantas de producción hasta el déficit de generación en el horario pico.

Estas publicaciones solo reciben críticas por parte de los usuarios agobiados por los frecuentes cortes de luz, quienes reclaman algo más que disculpas por parte de los dirigentes.

“Es tan surrealista la situación de las termoeléctricas que dan ganas de reír”, señaló un estudiante de Medicina.

“Una situación como esta es irrespetuosa para el cliente y por ende, teniendo en cuenta las molestias que causan, deberían compensar esta situación, y en bien de la maltrecha reputación disminuir el costo del kw. Es hora de pasar de las disculpas al accionar. Discúlpese usted, pero indemnice al cliente por su mal trato”, pidió un médico.

“Vamos a ver, porque parece que ya el tema de los apagones hay que asumirlo como algo normal en la vida de los cubanos. ¿Es que ese problema no está siendo prioridad en el país? ¿Es que no somos capaces de resolverlo? Con disculpas ni se cocina, ni se puede hacer nada. ¿Cómo es posible que un servicio tan caro sea tan inestable y tan mal atendido? ¿Cómo se entiende que tantas unidades salgan fuera de funcionamiento casi que al mismo tiempo?? ¿Cuál es el motivo por el que las unidades no logren siquiera un día en funcionamiento luego de semanas reparándolas?”, cuestionó una licenciada en turismo.

“Realmente hay que ser especialista o ingeniero para poder entender primero que todo la planificación y segundo, la cantidad de averías que presentan todas la CTE”, señaló un universitario de Santa Clara.

Varios internautas protestaron por los apagones en el horario nocturno, cuando las personas están descansando.

“Es la falta de respeto y humanismo más grande que he visto en mi vida. Cómo salir a trabajar al otro día, después de haber pasado una noche sin poder dormir. Qué abuso tan grande con el pueblo”, expresó una cuentapropista.

“Lo que jode es que no tienen consideración. La mayoría de los apagones son de noche. Con este calor ya los mosquitos no hay quien aguante. Respeten un poco, coño, que hay otros trabajando duro y jugándose la vida. Necesitan un descanso”, demandó un residente en Pinar del Río.

“Conclusión: apagones vitalicios y con enfermos en las casas, además de los niños perdiendo teleclases y sin poder aunque sea ver muñequitos para poder entretenerlos y mantenerlos en la casa. Esto es demasiado, Dios mío”, lamentó una anciana.

“Ya es falta de respeto, es más de lo mismo, roturas y más roturas. Ya no se puede creer en informaciones que se repiten constantemente, hay que estar en casa y estresados por todo, hasta las teleclases se afectan. En fin, seguimos peor”, aseguró una santaclareña.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *