Cubanas no consiguieron escaños en Canadá

Aime Calle Cabrera y Surelys Pérez Hernández (drcha.) Foto © Lester Harbert Noguel Morales y Cortesía Las cubanas emigradas en Canadá, Aime Calle Cabrera y Surelys Pérez Hernández, no consiguieron escaños en las recientes elecciones de Canadá, donde el premier Justin Trudeau volvió a ganar, pero no consiguió su objetivo de gobernar con mayoría.

Pérez Hernández, que compitió por el distrito Rosemont-La Petite-Patrie, Montreal, consiguió 2.207 votos, que no alcanzaron para que ocupara un escaño en el Parlamento Federal; mientras que Calle Cabrera, compitiendo por la circunscripción Hochelaga, también de esa urbe canadiense, obtuvo 2.186 sufragios que tampoco sirvieron para obtener representación parlamentaria.

En sus programas electorales, ambas jóvenes emigradas llevaban la vigilancia de los derechos humanos en Cuba y el fomento de programas de reunificación familiar para migrantes en Canadá y ambas coincidieron en declarar que continuarán trabajando en sus distritos por sus vecinos y por Cuba.

Calle Cabrera, 29 años, Consultora financiera, nació en Cárdenas, Matanzas, y vive en Canadá desde 2012, donde ha participa en asociaciones humanitarias, practica el hockey sobre hielo y ha destacado como líder de la comunidad cubano-canadiense, combinando las críticas al gobierno de la isla, con el envío de donaciones de medicamentos e instrumental médico.

Pérez Hernández, habanera con 52 años, ingeniera hidráulica, desembarcó en Canadá en 2012, tras aprobar un examen federal y trabaja en el departamento de Control de Calidad de la compañía de cosméticos Groupe Marcelle; antes fundó y promovió  ONG Cubanos Canadienses por una Cuba Democrática.

Los parlamentarios conservadores más atentos a la crisis de Cuba, Michael Chong ( Wellington-Halton Hills, Ontario), Pierre Paul-Hus ( Charlesbourg — Haute-Saint-Charles, Quebec) y Pierre Poilievre (Otawa), revalidaron sus escaños por amplia mayoría, en sus circunscripciones electorales y han avanzado que continuarán la presión sobre el futuro gobierno Trudeau para que exija cambios democratizadores a La Habana.

Canadá fue unos de los principales emisores de turistas hacia Cuba hasta el cierre sanitario provocado por el coronavirus y dos frentes de discusión bilateral son la situación de presos canadienses en la isla y los ataques sónicos sufridos por diplomáticos de Otawa en La Habana; aunque en ambos casos, el premier Trudeu los aborda con un bajo perfil público.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *