Cuba Próxima demanda al Partido Comunista cambios políticos e institucionales que conduzcan a la democracia

Vista aérea del capitolio, en La Habana Foto © Facebook/ Naturaleza Secreta Cuba Próxima pidió este jueves al gobierno cubano que emprenda una reforma política e institucional que conduzca a la democracia y la desmilitarización de la economía, según un comunicado difundido en Madrid.

“El bloqueo político del poder a los ciudadanos profundiza la crisis económica estructural, arrastrada desde el modelo de dependencia soviético, provocando mayor pobreza y desigualdad, pese a contar con capital humano, fruto de la propia obra social de la revolución cubana”, señaló el texto.

El laboratorio de ideas también destacó que la oposición cubana, asediada al estilo soviético, no consigue capitalizar el descontento político y social de la población, viéndose desbordada por las acciones de grupos de la sociedad como el movimiento San Isidro, 27N y Archipiélago, entre otros.

“Tal combinación de factores, coloca a Cuba al borde de una quiebra de la nación, con un Estado fallido que no ampara a los ciudadanos, especialmente a los más vulnerables, mientras crecen la polarización política, las actividades delictivas por supervivencia económica, la emigración desordenada y la frustración y desesperanza”, señalan.

Por todo lo anterior expuesto Cuba Próxima elaboró una serie de demandas  al gobierno comunista,  la oposición democrática, Estados Unidos y países de la Unión Europea y de manera especial a los ciudadanos cubanos.

A continuación CiberCuba reproduce íntegramente las diferentes demandas:

Al gobierno del presidente Díaz-Canel, al Buró Político del partido comunista y a los jefes militares:

Emprender una reforma política e institucional que conduzca a Cuba a una democracia, yendo de la ley a ley, como garantía de paz, estabilidad y protección de los ciudadanos más indefensos.Emprender una reforma económica estructural que detenga y revierte los niveles de pobreza y desigualdad que agreden a los cubanos y ponga el capital humano al servicio de la nación; que implique desmilitarizar la economía, y traspasar las competencias de Gaesa a los ministerios y organismos civiles correspondientes.A la oposición democrática:

 Contribuir de manera activa a la democratización de Cuba con una alternativa eficaz, que ponga a los cubanos en el centro de su estrategia política.Diseñar una alternativa de reforma económica basada en la libertad de mercado y la justicia social que erradiquen la pobreza y desigualdad.A Estados Unidos, la Unión Europea y América Latina:

Acompañar los cambios inaplazables en Cuba exigiendo respeto irrestricto a los ciudadanos, los derechos humanos y sociales y advirtiendo al gobierno que cualquier avance en las relaciones bilaterales, incluida la ayuda al desarrollo, debe ir precedida de reformas políticas, económicas y sociales profundas, perdurables y blindadas jurídicamente.A los cubanos:

Exigir la democratización de Cuba, participando activamente en su concepción y puesta en marcha, como parte de la alternativa democrática a la dictadura.Apoyar la convocatoria del proyecto Archipiélago para marchar pacíficamente por ciudades y pueblos en favor de la democracia, los derechos humanos y contra la represión, la pobreza y la desigualdad, el próximo 20 de noviembre.Exigir derechos políticos, económicos y sociales, desde el inicio mismo de la transición democrática, evitando su aplazamiento por razones políticas y/o partidistas.Oponerse a ilegalidades, incluida la emigración irregular.“Cuba está agotada y demanda una salida democrática y pacífica del callejón sin salida, donde la ha ubicado la torpeza política de un gobierno deslegitimado por sus propias acciones contra la mayoría de la sociedad y los ciudadanos”, finaliza el documento.

El laboratorio de ideas Cuba Próxima, coordinado por el politólogo Roberto Veiga, cuenta con el apoyo de personalidades extranjeras y nacionales de todo el espectro político, funciona como un Centro de Estudios sobre el Estado de Derecho y persigue el objetivo de propiciar una transición pacífica a la democracia.

Una de sus más recientes incorporaciones es el dramaturgo Yunior García Aguilera, coordinador del grupo Archipiélago y promotor de la marcha pacífica del 20N.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *